Categorías
Nutrición deportiva

¿Plátano antes o después de entrenar?

Un corredor aficionado que tiene cierta experiencia sabe que eso de correr no es lanzarse al asfalto de cualquier modo, y que hay dos factores más importantes que el atuendo y los accesorios que se utilicen. Hablamos, por supuesto, de la hidratación y de la alimentación. Pero en torno a estos parámetros surgen dudas sobre cuáles son las mejores opciones: plátano antes de entrenar o después, líquidos que se deben consumir u otros alimentos.

Precisamente del fruto amarillo nos ocupamos a continuación, midiendo sus posibilidades y presentando alternativas. Se trata de un alimento rico en antioxidantes, con fibra y potasio para proteger el corazón, que representa una defensa natural contra las bacterias, tiene efectos anti inflamatorios e incluso ayuda a adelgazar, según han demostrado diversos estudios científicos.

Por qué comer plátano antes de entrenar

Hay que partir de que la alimentación dependerá mucho de la intensidad del ejercicio: no es lo mismo correr 20 minutos que correr 50, ni el cuerpo demanda la misma energía corriendo a cinco minutos el kilómetro que haciéndolo a siete.

Partiendo de esa base, y a priori, los alimentos a consumir antes de salir a correr deben ser de fácil de ingestión, una premisa en la que entran las frutas. El plátano, las manzanas o el pomelo representan buenas opciones, aunque también la leche desnatada (siempre que los lácteos entren en tu dieta), la avena y los frutos secos.

El plátano incorpora azúcar de forma natural, además de potasio. Estos dos nutrientes te ayudarán a rendir si comes un plátano antes de entrenar.

¿Por qué el plátano? Porque tiene, decíamos, alto contenido en potasio y fibra, además de azúcar natural que aporta energía a corto plazo. Si sales a correr temprano, incorpora al menú el pan integral y el yogur. Además, potenciarás sus beneficios, especialmente el aporte de fibra, si el plátano está maduro.

Recuerda ingerir cualquier alimento un mínimo de veinte minutos antes de empezar a correr, de manera que puedas hacer cierta digestión, y los nutrientes queden asumidos por tu organismo.

Otras frutas (y bebidas) que puedes comer antes de entrenar

En general, y a no ser que exista alguna contraindicación, todas las frutas se consideran apropiadas, pero más aún si tienen un índice glucémico elevado: los azúcares se absorberán más rápido. Dos buenas alternativas al plátano, si prefieres no consumirlo o simplemente quieres combinar, son las manzanas y los higos.

Por otra parte, la avena es un cereal de liberación lenta que ayuda a tener energía el tiempo que se prolongue la sesión, así que es buena idea para la bebida vegetal. Si la combinas con frutas y frutos secos, tendrás un batido de lo más completo para tu entrenamiento.

Recuerda que tampoco hay que hincharse antes de salir a correr. Como norma general, si sales a correr menos de una hora, no necesitará una ingesta previa de alimentos.

Tampoco es lo mismo dependiendo de la hora del día. Si sales a correr por la mañana temprano, hacerlo en ayunas es una buena idea si tu objetivo es correr para perder peso. Si por contra, eres un búho nocturno y prefieres salir a correr a última hora de la tarde o por la noche, la ingesta de alimentos durante el día te harán que no tengas que comer nada específico antes de salir a correr.

Comer un plátano después del ejercicio

Te estarás preguntando si es mejor comer plátano antes o después del ejercicio. Lo cierto es que al terminar también es una buena opción, por su combinación de hidratos de carbono de rápida absorción y fibra, que ayudarán a recargar los depósitos de glucógeno.

Comer siempre es lo que más recupera de cualquier ejercicio físico. Es más recuperador que beber, lo cual tampoco debemos despistar. Considera siempre comer algo después de realizar estiramientos, incluso antes de la ducha.

Pero el alimento que debemos consumir puede depender, sin embargo, de en qué franja horaria salgas a correr: si es por la noche, precisamente por ese procesamiento lento, convendrá más ingerir otro tipo de frutas. Como alternativas, el melocotón, la sandía y el melón, que son ricas en agua, pueden estar entre tus aliadas. Su consumo es estacional, así que puedes cambiarlas o combinarlas con dátiles, pasas o frutos del bosque.

Come siempre algo inmediatamente después de entrenar. Cualquier fruta recargará tus depósitos de todo el glucógeno que has consumido entrenando.

En definitiva, el plátano antes o después de entrenar es un alimento muy completo por sus propiedades, pero todo dependerá del gasto energético que se vaya a necesitar y de factores relacionados como la franja horaria. En todo caso, no le faltan alternativas igualmente saludables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *