Calculadora de ritmos y tiempos: qué es y cómo funciona

¿Quieres bajar de una hora en tu próximo 10K? ¿A qué ritmo debes correr para hacer tu media maratón en la marca que deseas?
Con esta calculadora de ritmos podrás planificar adecuadamente tu carrera, para que nada se interponga en tu objetivo.

Calculadora de ritmos y tiempos: qué es y cómo funciona

La calculadora de ritmos es un instrumento recurrente para el corredor aficionado que quiere progresar en su actividad, ir planteándose retos ante las grandes citas que le pondrán a prueba. Siempre es útil conocer cómo funciona y qué utilidades tiene.

Para qué sirve una calculadora de ritmos de carrera

La calculadora de running sirve para tener una representación gráfica de los parámetros que intervienen en carrera, sobre todo, distancia, tiempo y ritmo. Es decir, permite tener una visión global de cómo debe ser el desempeño para alcanzar ciertos objetivos, los que el corredor se haya planteado previamente.

Muchos aficionados han tenido una evolución similar: comenzaron a correr por incorporar el ejercicio físico a su estilo de vida y combatir el sedentarismo, fueron ganando forma y batiendo marcas personales, empezaron a tener contacto con otros corredores a los que pedían consejos y apoyo, y terminaron acudiendo a citas interesantes dentro del calendario del running. Precisamente para preparar tales eventos, que ayudan a mantener la motivación, sirven las calculadoras de running.

Con la información ofrecida con una calculadora de tiempos running podrás planificar adecuadamente tu reto, concentrándote mejor el día de la carrera en tu objetivo.

Ofrecen información sobre cómo deberían ser los tiempos y el ritmo en relación con la distancia que haya que cubrir, y permiten al corredor programar el entrenamiento ideal para alcanzar el objetivo que se haya fijado.

Cómo usar una calculadora de tiempos running

Una calculadora de tiempos running como Coding Tony tiene un funcionamiento sencillo, pero conviene repasarlo para sacarle todo el partido a la herramienta. Lo vemos.

Ejemplo de calculadora de ritmos running

Distancia, tiempo y ritmo

El parámetro “Pace” hace referencia al ritmo, y se accede desde la pestaña superior en azul. El primer factor a completar es el de distancia, que puedes introducir en kilómetros, metros o millas. Puedes proceder manualmente o clicar los botones azules inferiores (400 m, 800 m, 1 K, 1 Mile, 5 K, 10 K, Half-Marathon y Marathon), para que la distancia quede insertada de forma automática.

El parámetro inferior es el del tiempo, que debes introducir en relación con tus objetivos. Si se trata de una 10 K y tu meta es terminarla en 50 minutos, debes indicarlo a la calculadora en formato [HH:]MM:SS, es decir, 00:50:00. Cuando lo hagas, pulsa “intro” para que la calculadora te muestre los resultados.

Siguiendo con el ejemplo de una 10 K en 50 minutos, la calculadora indicará que debes correr el kilómetro en cinco minutos (8’03” si hablamos de millas) e ir a una velocidad de 12 kilómetros por hora (7,46 millas por hora).

Con cualquier calculadora de ritmos running podrás jugar con el tiempo, la distancia, y el ritmo. Introduce los dos criterios, y obtendrás el tercero.

A medida que vayas insertando parámetros y pulsando “Intro” para enviar la información a la calculadora, se cambiarán también los campos de las pestañas “Distancia” y “Tiempo”, a los que puedes acceder desde los botones superiores en rojo y en verde, respectivamente. Cada uno de ellos te permite hacer cambios que, de igual modo, se verán reflejados en el resto de parámetros.

Te aconsejamos estudiarlas detenidamente en relación con el desempeño medio que presentes en tus entrenamientos, pues eso te permitirá establecerte un objetivo realista.

En “Distance”, verás los mismos resultados, pero a través de los botones “Slower (–)”, “Slower (-)”, “Faster (+)” y “Faster (++)”, en el recuadro superior, podrás reducir o incrementar el ritmo.

En esta misma pestaña, el resultado hace referencia a la distancia, que puedes ver en kilómetros, metros o millas según tu preferencia. Así podrás ver cuánto serías capaz de cubrir según el ritmo que hayas marcado sin alterar el parámetro tiempo. En todo caso, si cambias el tiempo en el campo correspondiente de la misma pestaña, se aplicará en las pestañas restantes y alterará el resultado.

En la pestaña “Time” puedes hacer lo mismo que en “Distance”, es decir, usar los botones “Slower (–)” o “Faster (+)”. Según introduzcas cambios se modificará el resultado, que, en este caso, es el tiempo que vas a necesitar para terminar la carrera. También puedes alterar la distancia en el campo correspondiente.

Usos de una calculadora de ritmos running

Como ves, la calculadora de ritmos running te permite visualizar el desempeño que debes presentar en la cita para la que te estás preparando. Lo interesante de la que te hemos detallado es que puedes visualizar resultados separados por parámetros, e ir introduciendo cambios según cuál quieres controlar.

Es habitual que un corredor solo se fije en el tiempo al que hace el kilómetro, esto es, el ritmo, pero puede ser interesante verlo de otro modo: ¿qué porcentaje del total de la carrera (distancia) serías capaz de cubrir en el tiempo y ritmo que te has marcado? O bien: ¿cuánto tiempo necesitarías si no puedes pasar de “x” minutos por kilómetro?

En definitiva, se trata de un control total de los parámetros que intervienen en la carrera.

Algunos ejemplos de tiempos de carrera

El uso de una calculadora running no tendría sentido sino se extrajeran conclusiones de los datos que arrojan. Es decir, no basta con usarla, hay que aplicar los parámetros correspondientes a la hora de diseñar el plan de preparación.

El diseño guardará relación con otros factores, como la condición física del corredor, pues no es lo mismo un plan de entrenamiento para corredores avanzados que uno para principiantes. Una vez más, te invitamos a no plantearte objetivos demasiado ambiciosos, pues te provocarán una frustración que es enemiga de la motivación.

Calcular tiempos de 10K

Cada corredor tiene sus propias referencias. Los profesionales, aquellos que compiten en las grandes citas mundiales, no pierden de vista la marca que el atleta Kenenisa Bekele fijó en 2005: 26’17”53. Entre las mujeres, la figura clave es Almaz Ayana, que en 2016 dejó la marca en 29’17”45.

Otra referencia son los ritmos comunes, por ejemplo, hacer el kilómetro en cinco minutos. Recuerda que con la calculadora puedes hacer modificaciones de tiempo para que vaya cambiando los resultados.

También es habitual que un corredor aficionado, al margen de marcas comunes y mundiales, se marque las suyas propias: terminar en 60 minutos, en 55, en 50, en 45, etc. Para conocer el desempeño que deberías presentar y diseñar un plan de entrenamiento, también puedes hacer uso de la calculadora de ritmos de carrera.

Calcular tiempos en media maratón

El récord masculino registrado lo tiene el keniata Geoffrey Kamworor, que lo dejó en 58’01” el 15 de septiembre de 2019 en Copenhague. Dos años antes, fue su compatriota Joycilene Jepkosgei quien lo marcó en la categoría femenina: 1:04’51”. Una marca que alcanzó en Valencia.

Al margen de los grandes hitos, objetivos habituales en los corredores principiantes-intermedios son terminar por debajo de las 2:30’00”, las 2:00’00” y la 1:45’00”. Como en el caso anterior, usan la calculadora de tiempos de media maratón para estimar sus opciones y prepararse.

Calcular tiempos de maratón

También son dos keniatas los que ostentan los récords mundiales: Eliud Kipchoge, 2:01’39” en Berlín en 2018, y en la categoría masculina; y Brigid Kosgei, 2:14’04” en Chicago en 2019, y en la categoría femenina.

Es frecuente que un aficionado se marque un ritmo de unos seis minutos el kilómetro, lo que, según la calculadora, serán más de cuatro horas de carrera.

 

Como ves, una calculadora de ritmos es una herramienta útil por los parámetros que permite estudiar detenidamente y por los cambios que permite introducir, pero es necesario llevar los resultados a las rutinas. Es la forma de ir progresando y llegar a la cita con una preparación acorde a las expectativas.