Categorías
Entrenamiento para principiantes

Que no te engañen: ¿Cuánto cuesta realmente empezar a correr?

El running es un deporte cada vez más popular, y es que los beneficios de correr son muchos: mejora la salud cardiovascular, ayuda a controlar el peso, mejora el estado de ánimo y la calidad del sueño, entre otros. Sin embargo, muchas personas se preguntan cuánto cuesta empezar a correr, ya que pueden surgir dudas sobre el material necesario, las inscripciones a carreras, el entrenamiento personalizado, entre otros. En este artículo, vamos a analizar los distintos costes que puede tener un corredor principiante y cómo afrontarlos.

Costes de materiales

Una de las primeras dudas que surge cuando se quiere empezar a correr es qué material se necesita. Es cierto que el running no requiere de mucho equipo, pero es importante contar con algunas prendas específicas para sentirse cómodo y evitar lesiones.

Los costes de materiales pueden variar mucho dependiendo de la calidad y la marca, pero en general se necesitarán los siguientes elementos:

Zapatillas de running

Las zapatillas son el elemento más importante del material de running. Es importante elegir un modelo que se adapte bien al pie y al tipo de pisada. El precio de unas zapatillas de calidad puede oscilar entre los 60 y los 150 euros, aunque existen modelos más caros.

Si no tienes claro qué zapatilla de running escoger, hay mucha información en internet que puede ayudarte en base a tus especificaciones, o puedes acudir a una tienda especializada en la que pueden orientarte.

La clave para escoger tu zapatilla de running entre tanta oferta disponible en el mercado, es que tengas claro qué utilidad le vas a dar en cuanto a volúmenes de entrenamiento previstos y superficie de carrera. Tu peso también influirá en la decisión final.

Ropa deportiva

Es importante contar con ropa adecuada para correr, que permita la transpiración y la libertad de movimientos. Se pueden encontrar camisetas, pantalones cortos, mallas, calcetines y chaquetas deportivas a precios muy diversos.

En general, se puede equipar a un corredor principiante con ropa deportiva por unos 80 euros.

Accesorios

Para correr con mayor comodidad, algunos corredores optan por utilizar accesorios como gorras, gafas de sol, guantes o pulsómetros. Estos elementos no son imprescindibles, pero pueden ser útiles. En este caso, el precio dependerá de la cantidad y la calidad de los accesorios que se quieran comprar.

Aunque todos estamos tentados de comprar muchos gadgets y tecnología pensando que nos va a ayudar en nuestros inicios, no merece la pena que hagas ese gasto. Selecciona una simple app compatible con tu móvil para registrar los primeros resultados (eso siempre motiva y verás cómo mejoras rápidamente), pero pon tu foco en disfrutar de las sensaciones de tus primeras salidas.

Costes de entrenamiento

Además de los costes de materiales, es importante tener en cuenta que el running requiere de un entrenamiento adecuado para mejorar y evitar lesiones. En este sentido, un corredor principiante puede optar por diferentes opciones:

Planes de entrenamiento online

Existen muchas páginas web y aplicaciones móviles para correr que ofrecen planes de entrenamiento personalizados a precios muy asequibles o incluso de forma gratuita.

Entrenador personal

Contratar los servicios de un entrenador personal es una opción más cara, pero puede ser muy útil para corredores principiantes que quieren aprender la técnica correcta, mejorar su rendimiento y prevenir lesiones.

El precio de un entrenador personal puede variar mucho dependiendo de la zona geográfica y la experiencia del profesional, pero en general se sitúa entre los 30 y los 70 euros por sesión.

Grupos de running

Unirse a un grupo de running puede ser una buena opción para corredores principiantes que quieren compartir la experiencia con otros corredores y recibir apoyo y motivación. Además, muchos grupos de running ofrecen entrenamientos y actividades en grupo de forma gratuita o a precios muy asequibles.

Costes de inscripciones a carreras

Por último, otro de los costes que puede surgir al empezar a correr son las inscripciones a carreras.

Muchos corredores principiantes se animan a participar en carreras populares como objetivo de su entrenamiento y para sentirse parte de una comunidad.

El precio de las inscripciones puede variar mucho dependiendo del tipo de carrera y la distancia. En general, las carreras populares tienen precios que oscilan entre los 10 y los 30 euros, mientras que las carreras de larga distancia o las carreras de montaña pueden superar los 100 euros.

En conclusión, el coste de empezar a correr puede variar mucho dependiendo de los materiales que se quieran adquirir, el tipo de entrenamiento que se elija y las carreras en las que se quiera participar.

Sin embargo, con unos 150 euros se puede equipar a un corredor principiante con todo lo necesario para empezar a correr, y existen opciones muy asequibles para el entrenamiento y la participación en carreras.

Lo más importante es disfrutar del deporte y hacerlo de forma segura y saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *